Tequila José Cuervo

Si hoy viviera, Don José Antonio de Cuervo tendría sentimientos encontrados respecto a su marca. Por un lado, se sentiría muy orgulloso de saber que su pasión y dedicación al tequila han hecho que Cuervo sea la marca más vendida del mundo. José Cuervo actualmente posee más de un tercio de la cuota de mercado del tequila en todo el mundo. Todavía la dirigen los descendientes de Don José. Pero a este hombre, para quien el buen tequila era una pasión de corazón, seguramente no le haría ninguna gracia saber que su amado tequila se ha convertido en un destilado orientado a la producción y distribución masiva. Sin embargo, la marca Cuervo es mucho más que su enorme producción comercial.

No se sabe mucho sobre los primeros años de vida de José Antonio de Cuervo. Se dice que era agricultor, aunque no está claro qué cultivaba antes de cultivar el Agave Azul en tierras de Jalisco. En el año 1700, los vinos de mezcal se producían y exportaban hasta la ciudad de México. Desarrollaron una reputación de excelente calidad, promovida en gran medida por los mineros que trabajaban en las minas de plata de Bolaños, al noreste de Guadalajara.

En el año 1742, el mezcal se había hecho más popular que el pulque autóctono. Algunas familias empezaron a producir mezcal en mayores cantidades para los mercados comerciales. En este año, Don José Antonio de Cuervo y Malaquisa (el único nombre referido como socio comercial de Don José) se registraron para producir vino de mezcal en su popular taberna, La Chorrera, que se encontraba en La Cofradía de las Ánimas. Los dos vendieron más de 20.000 litros a Guadalajara.

En 1758, Don José recibió los derechos para cultivar Agave por parte del rey Fernando VI de España en el pueblo de Tequila, Jalisco. Compró la propiedad a Vicente de Saldívar, quien ya tenía una pequeña destilería en funcionamiento. Aunque Don José falleció en 1764, ya había puesto en marcha la receta del éxito. En dos décadas, la visión de Don José empezó a dar sus frutos. En 1781, su familia producía 800.000 litros de vino de mezcal o tequila al año. Esto duró cuatro años, hasta que el rey Carlos III de España decidió que sólo se permitirían los vinos y licores españoles. Esto no afectó mucho a la pasión de la familia Cuervo por crear tequila. Simplemente empezaron a producir tequila en la clandestinidad, para evitar ser perseguidos. Es probable que la aplicación de la prohibición no se mantuviera estrictamente en la mayoría de las zonas, ya que los registros muestran que se pagaron a España impuestos sobre la producción por valor de 3,5 millones de pesos entre 1786 y 1789.

Con el tiempo, España se dio cuenta de que se beneficiaría mucho más gravando la producción que tratando de impedirla. Una vez levantada la prohibición, la familia de Don José comenzó a producir tequila en serio. En 1795, la familia Cuervo llevaba varias décadas produciendo tequila. Fue este año cuando el hijo de Don José, José María Guadalupe Cuervo, recibió la primera licencia de España para producir tequila oficial. Se estima que 1800 fue el primer año en que el tequila se envejeció en madera.

Hoy, el sueño de Don José Antonio de Cuervo se ha hecho realidad. Su negocio sigue siendo dirigido por su familia, como él deseaba. A pesar de la reputación que tiene la producción de tequila de ser típica de una gran empresa comercial, hay varios productos que harían que Don José se sintiera orgulloso. Si desea conocer las marcas de tequila más populares en el mercado, le recomendamos que visite nuestra guía de las principales marcas de tequila.

Tequila José Cuervo Especial Silver

Esta propuesta de tequila mixto plateado o plata está diseñada para cócteles y chupitos fríos. Ligero, suave y fácil de beber, es claramente el mejor de los tequilas mixtos producidos por José Cuervo. Cristalino, Cuervo Silver tiene un bouquet muy ligero con toques de Agave fresco, pimienta blanca y piel de lima. En boca, su gran golpe de dulzor puede resultar algo empalagoso. Cáscara de lima, sorbete de limón, pimienta blanca y un ligero toque de Agave antes de un final rápido de chutney de lima y caña de azúcar.

Destacamos:

  • Un auténtico tequila plata, elaboración única y equilibrada que destaca los tonos del Agave, pimienta blanca y piel de lima. Posee una identidad propia bien diferenciada.
  • Sabor suave, característicamente nítido y perfectamente diferenciable.
  • Gran elección para elaborar cócteles y combinados de calidad.
  • Ideal para disfrutar bien frío en shots o chupitos.

Tequila José Cuervo Especial Gold

Comúnmente conocido como Cuervo Gold, este tequila mixto comercial es el primer tequila que muchas personas experimentan y es el tequila número uno en ventas en el mundo. Este tequila mixto es una mezcla de tequila blanco y reposado y, por supuesto, no es 100% Agave. En nariz, este tequila ofrece una quemadura alcohólica aguda, con notas muy leves de cáscara de naranja y azúcar detectable. En el paladar, dominan un gran golpe de azúcar y una fuerte quemadura alcohólica, sin notas de Agave presentes. Los sabores retroceden, aparece una nota herbal amarga y astringente, antes que un final de pomelo y pimienta negra molida deje una intensa nota alcohólica.

Destacamos:

  • Un procesado lento le ayuda a matizar sus perfiles de sabor, convirtiéndolo en un tequila único.
  • Realizado con una acertada mezcla de tequilas reposados y jóvenes, lo que le otorga su característico sabor.
  • Ideal para coctelería y elaboración de combinados.

Tequila José Cuervo Reposado

Reposado en barricas de roble durante seis meses para madurar su sabor, José Cuervo Reposado es supuestamente el primer tequila creado por la familia Cuervo en 1795. Elaborado en el pueblo de Tequila. Vertido en un vaso, este tequila dorado libera un ligero bouquet de Agave cocido, roble claro, vainilla y pimienta. Este tequila tiene una sensación en boca de cuerpo medio, ligeramente graso, y sabores de Agave tostado, piña, roble y pimienta blanca. Este es un tequila sutil, con una nota herbal hacia el final, antes de un final suave de pimienta y Agave.

Destacamos:

  • Tequila perfectamente equilibrado, se aprecian los sutiles matices del Agave cocido, roble, vainilla y pimienta.
  • Ideal tanto para consumir solo, preferiblemente fresco o ligeramente refrigerado como para la preparación de cócteles y combinados premium.
  • Gran relación calidad precio. Posee una bien diferenciada personalidad propia a un precio más que asequible.

Tequila José Cuervo Tradicional

El tequila José Cuervo Tradicional emplea únicamente 100% Agave Azul y sigue los pasos que dio Cuervo para producir su primer tequila. Este popular licor envejece en barricas de roble durante un periodo mínimo de dos meses, lo que aporta cierta complejidad y un sabor sutil ideal para aficionados. De aspecto claro, con matices dorados y bronce, este popular tequila muestra aromas dulces propios del Agave cocido, vainilla fresca y un sutil toque picante que harmoniza con el roble. El paso por boca es más que correcto, agradable y sutil para el aficionado al tequila que desea evitar sabores demasiados complejos en sus catas y degustaciones.

Destacamos:

  • Disfruta de un trago de historia, este tequila sigue los pasos indicados por José Cuervo para elaborar su primera receta de tequila.
  • Mantiene su genuina destilación artesanal inalterada por más de 200 años.
  • Complejidad suave pero sutil, ideal para iniciados en el tequila, así como para consumidores algo más experimentados.

Tequila José Cuervo Reserva de La Familia

Lanzado por primera vez en 1995 para celebrar el 200 aniversario de la destilería, José Cuervo Reserva de la Familia es el primer tequila extra añejo del mundo. Destilado de corazones de Agave cosechados entre los siete y los doce años y luego madurado en barricas de roble americano y francés durante al menos tres años, esta es la máxima expresión de José Cuervo. Rico y sabroso, bébalo solo o con hielo. Oscuro, con piernas ricas y almibaradas en el vaso, este tequila atrae con aromas de dulce vainilla fresca, roble mediano y Agave tostado. En boca es espeso y untuoso, proporcionando el vehículo perfecto para roble profundo, Agave, piña tostada, bizcocho de vainilla y azúcar. Son evidentes notas de cuero de silla de montar, canela, manzana roja y pera, y un final grande y rico satisface con más vainilla, roble y manzana tostada que tardan en retirarse.

Destacamos:

  • Todos los años alrededor de marzo, Francisco Hajnal, Maestro Mezclador, utiliza los mejores tequilas, algunos de ellos de más de 30 años, de las reservas privadas de la familia, ofreciendo como resultado esta espectacular Reserva de la Familia.
  • Ideal para coleccionistas, se vende en cajas coleccionables elaboradas por diferentes artistas mexicanos cada año.
  • Pocas unidades disponibles, lo que hace de este ya de por si especial tequila un licor premium verdaderamente especial.
  • Ideal para consumirlo en petit comité, solo o bien con hielo.

Sobre Mis Tequilas

Esta web participa en el sistema de afiliados de Amazon y los enlaces te dirigen a productos de su web, donde ganamos una pequeña comisión por cada compra que hagas y que destinamos a ofrecerte los mejores análisis y novedades del sector. No te supone un coste adicional y nos sirve también para mantener la página y los costes asociados a la misma.

Copyright 2021© Desarrollado por Arsolex Networks